El mejor año en la vida de tu hijo

Hucha Gap Year

Sobre las 17 horas de ayer mi hijo volvió a declarar espontáneamente «hoy es el mejor día de mi vida».

Es una expresión que creo que ha tomado de un par de episodios de Bob Esponja, lo dice a conciencia, y además, para mi regocijo, lo ha dicho muchas veces de muchos días.

Me encanta oírle decir eso! Espero oírlo muchas veces más, y además me gustaría hartarme de oírle decir lo mismo de un año, algo así como «este es el mejor año de mi vida».

Y parece que uno de los años que de antemano tiene papeletas para generar tal declaración es el «Gap Year» o año sabático que muchos jóvenes aprovechan y disfrutan justo antes de iniciar sus estudios universitarios. Cuando estos jóvenes se hacen mayores, no es extraño que sigan declarando que ese fue el mejor año de sus vidas.

Así que no sólo le permitiré, si no que le animaré y facilitaré que disfrute de su mejor Gap Year posible. Y para prepararlo le acabo de informar cual va a ser el objetivo del dinero que vamos a ir metiendo los próximos 12 años en la hucha de la foto: Financiar el Gap Year que podrá y debería tomarse con 18 años cumplidos.

Ninguna hucha me ha hecho nunca tanta ilusión!